Inversionistas presionan a Canon y Toray para aumentar la representación femenina en sus juntas directivas

Las empresas Canon y Toray Industries, dos de las principales compañías japonesas, se encuentran bajo presión por parte de los inversionistas y el gobierno para agregar mujeres a sus juntas directivas. Estos movimientos representan un paso hacia la igualdad de género en el ámbito empresarial japonés.

Canon tiene previsto nombrar a su primera directora el próximo año. Actualmente, de los 40 ejecutivos de la compañía, solo dos son mujeres, una encargada de iniciativas de sostenibilidad y otra en investigación y desarrollo. La junta directiva de Canon no cuenta con mujeres en sus filas.

Por su parte, Toray anunció que nominará a Yuko Harayama como candidata a directora externa en la próxima junta general de accionistas en junio. Harayama es copresidenta de la Asociación Japonesa para el Avance de la Ciencia.

Los inversores institucionales se han convertido en una de las fuerzas impulsoras de este cambio. El fondo de pensiones del gobierno de Noruega, uno de los fondos soberanos más grandes del mundo, votará en contra de los presidentes de las juntas directivas de las empresas japonesas que no cuenten con mujeres en sus directorios. Nomura Asset Management de Japón también se opondrá a las mociones de los accionistas que no incluyan mujeres en la lista de directores.

La falta de diversidad en los altos cargos directivos ha generado creciente frustración entre los inversores. Durante la junta ordinaria de accionistas de Canon en marzo, apenas el 50,59% votó a favor de mantener al presidente y director ejecutivo en el directorio. Este estrecho margen refleja la insatisfacción por la falta de diversidad en los puestos de liderazgo.

El gobierno del primer ministro Fumio Kishida también está impulsando el avance de las mujeres en la sociedad japonesa. Se ha establecido la meta de que las mujeres ocupen al menos el 30% de los puestos ejecutivos para 2030. Esta es la primera vez que un primer ministro establece un objetivo numérico para la inclusión de mujeres en posiciones ejecutivas específicas. Para alcanzar este objetivo, la Oficina del Gabinete y otras agencias gubernamentales están explorando medidas específicas.

Aunque las empresas japonesas, como Canon y Toray, están dando pasos hacia la inclusión de mujeres en sus juntas directivas, Japón aún se encuentra rezagado en comparación con países occidentales. En Francia, Alemania y Estados Unidos, las mujeres ocupan entre el 30% y el 40% de los puestos ejecutivos en las principales empresas. Algunos han propuesto la implementación de cuotas para reducir la brecha de género en Japón.

En conclusión, la presión ejercida por los inversionistas y el gobierno japonés ha llevado a empresas como Canon y Toray Industries a considerar la incorporación de mujeres en sus juntas directivas. Estos movimientos son un paso hacia la igualdad de género en el ámbito empresarial japonés, aunque se requieren más acciones para cerrar la brecha de género en los altos cargos directivos. La diversidad en la toma de decisiones y la inclusión de diferentes perspectivas son fundamentales para el crecimiento y el éxito de las empresas en un mundo cada vez más globalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *